Santísimo Cristo de Urda. Fiesta de Interés Turístico Regional.. Festivity

aqu�

Santísimo Cristo de Urda. Fiesta de Interés Turístico Regional.

Urda (Toledo)GPS: 39.41248321533203, -3.717031240463257

Estas fechas, marcadas de rojo en el calendario de cualquier urdeño que se precie de serlo, giran en torno a la figura del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, más conocido como el Cristo de Urda; y suponen, al margen del goce para los sentidos de quienes las disfrutan, una verdadera manifestación de fe popular ante la que resulta difícil permanecer indiferente.

 

En la mañana del 28 de septiembre el santuario que alberga durante todo el año al Nazareno con la Cruz a Cuestas, abre sus puertas y aparece la singular barca dorada bajo cuyo dosel se alza su impresionante figura, ésa a la que el imaginero Luis de Villoldo diera forma en sus talleres toledanos allá, ya en los albores del Siglo de Oro. Con ello da comienzo la procesión de la bajada que lo trasladará al templo parroquial de San Juan Bautista; se trata de un breve recorrido que discurre lentamente, en el que la carroza avanza arrastrada por unas gruesas cuerdas de las que tiran numerosos devotos y empujada por los fieles que logran aferrarse a ella. El Cristo permanecerá en la parroquia hasta el día siguiente y es allí donde podrá ser venerado por los numerosos peregrinos que llegan a visitarlo de cerca y de lejos, muchos de ellos a pie. El murmullo incesante, que provoca el constante trasiego, se apaga al mismo ritmo con el que se acompasan las oraciones inconfesables que el Cristo de la Barca recoge conforme avanza la tarde.

 

El 29 de septiembre Urda brilla siempre con luz propia y escribe una crónica del tiempo con magia de sobrio fervor, y es que es su día grande, Tras la misa solemne, el rostro sereno del Hijo de Dios camino del Calvario sale de nuevo, para clavar su inconfundible mirada en la multitud que reclama su gracia o agradece sus favores ¡no se puede dar un paso! La emoción se adueña de la calle, las campanas repican sin descanso, hay mucha gente que se asoma a los balcones para ver la marea de esperanza por la que navega tan despacio esa nave en tierras de secano, el ruido de los cohetes que son promesas cumplidas rompe el aire, la música reza y se escucha, por encima de las plegarias íntimas y silenciosas, acariciando el cielo, la letanía de los desgarrados “vivas” con  voces reconocibles y entrañables que se han convertido, con el paso de los años que muda en tradición la costumbre, en las señas de identidad del emotivo camino de regreso del Cristo a su casa. Única es también su llegada, cuando, con harta dificultad, traspasa la verja del atrio y realiza una breve parada, entre los aplausos de una intensa despedida, antes de atravesar el estrecho espacio que lo devolverá de nuevo a la paz de la ermita.

 

A partir de ahí, es muy posible que Urda con su Cristo se guarde en un rincón del corazón, como ese lugar del que es difícil marchar y al que siempre se quiere volver.

 

Fiesta de Interés Turístico Regional desde 2015

 

Del 27 de septiembre al 1 de octubre.

 

SUGERENCIAS

 

Contemplar la ofrenda floral de los más pequeños que, en la tarde del día 27, ataviados con el traje típico, llevan sus ramos a los pies del Cristo. Cuando ésta finaliza, se puede presenciar una demostración del folclore regional, en el que destacará la “Jota del Cristo de Urda”.

 

También el 27, pero ya por la noche, asistir al Solemne Miserere, cantado por el coro parroquial. Es difícil encontrarse con una manifestación artística y religiosa de esta categoría por los alrededores.

 

Ir a “la pólvora”. Las noches del 27 y 28 de septiembre Urda se llena de luz gracias a los fuegos artificiales.

 

Escuchar a la banda municipal de música, recorre en determinados momentos las calles del pueblo y al oírla resulta inevitable pensar que Urda, en estos días, sabe a ferias.

 

Tomarse unas “gambitas”, unas berenjenas de Almagro y unos churros con chocolate. ¡Imperdonable dejar de hacerlo!

 

Recorrer el pueblo, es cierto que Urda cuenta con un recinto ferial, pero el ambiente de puestos de las más variopintas mercancías y chiringuitos de toda índole no se reduce a éste. Toda ella es “feria”. ¡Disfrútenla en un largo y detenido paseo!

 

Más información en http://cristodeurda.es/

go up